martes, 12 de marzo de 2013



Se supone que el listón nunca está demasiado alto... pero me lo han dejado inalcanzable.

viernes, 11 de enero de 2013

Vacío


Todo se va. Todo muere. Todo cesa. Todo lucha. Todo se rompe. Todo duda. Todo grita. Todo sangra. Todo mata. Todo cambia. Todo miente. Todo vacila.

Nada se queda. Nada vive. Nada permanece. Nada está en paz. Nada es seguro. Nada es perfecto. Nada confía. Nada ríe. Nada está tranquilo. Nada es verdad. Nada continúa.

martes, 8 de enero de 2013

Oniria

Todo blanco.
Caigo.
Caigo.
Freno en seco.

...

Me elevo, como en un globo aerostático. ¿Hay alguien ahí?
Pero en fin, está perdiendo fuerza. Sin embargo es extraño, sigo volando y me alejo.
Me paras, ya lo sabía yo. ¡Me paras! Tampoco opongo resistencia, ya ves, se veía venir.
Pero me dejo caer, que tampoco lo impides. ¿O sí? Yo quería caer.

El sol. Buenos días.

domingo, 20 de mayo de 2012

Des-ordenador

Una piensa que tiene la cabeza bien puesta, bien amueblada como se suele decir, y que nadie ni nada lo puede cambiar. Pero poco a poco, como quien no quiere la cosa, vas dejando entrar personas a tu casa, les vas mostrando un poquito más de ti. De repente, un día como cualquier otro, llega alguien que te lo desordena todo. Te revuelve el milimétrico orden que había en tu cabeza. ¿Y sabéis qué es lo peor? Que no te das cuenta, que estás tan convencida de lo bien que haces las cosas que no ves que ahora todo está patas arriba. No estás viendo la cama que hay en la cocina ni el sofá del baño. Y, como no, tu sigues andando con paso firme, confiada de que eres una mujer con los pies en la tierra. Ilusa.

lunes, 9 de enero de 2012

De los errores se aprende

Dicen que de los errores se aprende. ¿Cuántas veces no hemos perdonado un error, esperando que se aprendiera de él? Esperamos que las personas se den cuenta de qué han hecho mal y no lo repitan, damos segundas oportunidades, terceras, cuartas...y nos toman por idiotas.
Pero el ser humano es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra, hay personas que por muchos errores que cometan no van a aprender de ellos, por mucho que perdones, por mucho empeño que pongas. Para ellos la única solución es decirles adiós, aunque duela, aunque los quieras... porque ellos sólo aprenden del dolor.

Pero aun es peor la sensación de que han aprendido... y en un momento se te abren los ojos y ves que nada es como parece. Todo es una ilusión. Soy estúpida por haberlo creído.


Tal vez el error más grande lo haya cometido yo, perdonando y esperando más de quien nunca va a intentar aprender. Pero bueno, ya he aprendido.

Nunca me has creído, y si esto se cae será mi culpa... porque soy la única que ha soportado el peso, jamás me has ayudado.
A fin de cuentas, que alguien te decepcione es sólo cuestión de tiempo.

miércoles, 26 de octubre de 2011

martes, 25 de octubre de 2011

Aleph

Sé que estoy en las personas que me rodean, y ellas están en mí. Juntos escribimos el Libro de la Vida, con nuestros encuentros siempre determinados por el destino y nuestras manos unidas en la fe de que podemos cambiar este mundo. Cada uno colabora con una palabra, una frase, una imagen, pero al final todo tiene sentido: la felicidad de uno se transforma en la alegría de todos.
Siempre nos preguntaremos las mismas cosas. Siempre necesitaremos tener la suficiente humildad para aceptar que nuestro corazón entiende la razón por la que estamos aquí. Sí, es difícil hablar del corazón, pero ¿será realmente necesario? Basta tener confianza, seguir las señales, vivir tu Leyenda Personal y, tarde o temprano, nos damos cuenta de que formamos parte de algo, aunque no podamos comprenderlo racionalmente.
Dice la tradición que, el segundo antes de nuestra muerte, nos damos cuenta de la verdadera razón de la existencia. En ese momento nace el Infierno o el Paraíso.
El infierno es mirar hacia atrás en esa fracción de segundo y saber que hemos desperdiciado una oportunidad de dignificar el milagro de la vida. El Paraíso es poder decir en ese momento: "He cometido algunos errores pero no he sido cobarde. He vivido mi vida y he hecho lo que debía hacer."
Entonces, no es necesario anticipar mi infierno y seguir dándole vueltas al hecho de no ser capaz de seguir adelante en lo que entiendo como "Búsqueda Espiritual". Debo seguir intentándolo, y eso basta. Incluso aquellos que no hicieron todo lo que podían haber hecho ya está perdonados; pagaron sus penas mientras vivían, fueron infelices cuando podían estar en paz y armonía. Estamos todos redimidos, libres para seguir adelante en esta caminata que no tuvo comienzo y no tendrá fin.

Paulo Coelho